lunes, 5 de septiembre de 2011

Advanced Space Crusade, o lo que nos perdimos en España

Mirando el blog de Keyan Sark hace tiempo vi una entrada relacionada con el Advanced Space Crusade, un juego que salió hace muchísimos años y que nunca fue traducido al castellano. El caso es que al verlo recordé que hace un lustro, buscando reglas para la guardia imperial en Cruzada Estelar, encontré reglas para la GI en el Advanced Space Crusade. Rebuscando un poco más también encontré reglas para usar orcos en vez de guardias, pero esa es otra historia. El caso es que tras leer varios reviews del juego tanto en el blog de Keyan como en Board Game Geek me decidí a probar suerte en e-bay... y lo encontré al precio original, faltándole solo un par de piezas que, por suerte, podía reponer de otro sitio. Así que me lo compré (es lo bonito que tiene hacerse mayor, que de vez en cuando puedes gastar algo de dinero, no como cuando eres un estudiante pelao) y lo probé con mi amigo CH (para variar).

El juego representa el asalto a una nave viviente tiránida, en el que los atacantes deben intentar destruir los principales órganos de la misma para destruirla. Estoy hay que hacerlo deprisa puesto que, al igual que en Space Hulk, la nave está llena de monstruos hibernados que se van despertando progresivamente conforme pasan los turnos, lo que hace que el retrasarse pueda llevar al atacante a verse desbordado por una horda sin fin de enemigos. El juego tiene dos fases: una estratégica que describe el movimiento de las tropas por la nave, con tintes roleros muy propios de los primeros productos de GW, y una táctica con figuras para cuando hay tortas.

La verdad es que tengo que decir que el juego no nos pareció en principio demasiado equilibrado: en todas las partidas que hemos hecho (unas 4) siempre ganaron los marines/GI , aunque una vez se quedaron bastante cerca de perder. El usar las reglas opcionales (marines tácticos, heroes, etc) parece que inclina más aun la balanza hacia los tiránidos, si bien es cierto que da la impresión que esto queda compensado al jugar a muchos puntos (si, este juego va a puntos, como el warhammer, con lo que las fuerzas no son fijas como podían serlo en el Cruzada Estelar). De todas formas no deja de ser un juego extremadamente divertido, con momentos apoteósicos cada dos por tres, como ver a un scout matar a tres tiránidos en un turno en nuestra penúltima partida, o que de una fuerza de más de 20 soldados (con heroes incluidos) al final solo queden 3 scouts que logren matar a la nave contraria.



En la imagen, la fuerza principal imperial atacando su objetivo en el flanco izquierdo. El tiránido de las espadas se llevó por delante a todo el mundo hasta quedar delante del terminator, que era un comandante imperial. Al final sería el otro flanco el que lograría destruir su objetivo, y, con ello, ganar la partida.

Habrá que ver como son las partidas jugando solo con guardias imperiales y orcos. Sea como sea, no deja de ser un buen juego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada